La frescura del yute 

Los zapatos de primavera-verano 2021 se caracterizan especialmente por su comodidad: de las flatforms de Versace, Simone Rocha y Tod’s –inspiradas en los 90 o en clave artesanal– a la reinterpretación más confortable de las chanclas de toda la vida de Stella McCartney, Jacquemus, Coperni y Kenzo –las chunky flip flops, bautizadas así por su suela gruesa–, pasando por las versiones sofisticadas de las slippers o zapatillas para estar en casa de Balenciaga, Coach, Molly Goddard o Celine –con las furry slides a la cabeza–, está claro que las tendencias de la próxima temporada en materia de calzado también reflejan ese viraje generalizado hacia el confort.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *